El principal objetivo del curso es conseguir una formación completa en gestión clínica generalista desde la perspectiva de la práctica de la Medicina Interna, en un abanico que va desde la comprensión de la visión global de la especialidad, el manejo de los instrumentos fundamentales de la gestión clínica, la reorientación de la actividad clínica hacia las necesidades reales de los pacientes, la adquisición de habilidades para manejar la comunicación en las entrevistas clínicas, la mejor comprensión del riesgo, el rearme en el proceso del razonamiento clínico, la realización de la evaluación general e integral, la búsqueda continua de las mejores prácticas y el aprendizaje del liderazgo de equipos multidisciplinares para la elaboración de planes individualizados ajustados a la manera de ser de cada paciente.